¡Llenemos ese espacio vacío! Haga una cita hoy mismo (855) 834-4451

Existe más de una manera de reparar una sonrisa

¿Tiene un diente astillado, quebrado o roto? ¡Una corona puede salvarlo!

Una corona dental rodea y cubre el diente dañado como una cómoda funda (algunas personas las llaman fundas, pero corona suena más elegante, ¿cierto?) Una corona bien hecha puede proteger permanentemente un diente lastimado y darle una sonrisa casi perfecta.

¿Le falta un diente? Un puente puede llenar el espacio vacío.

Si le falta un diente, un puente puede hacerlo sonreír otra vez. Un puente está compuesto básicamente por dos coronas dentales conectadas por un diente fabricado en un laboratorio y que va en el lugar del diente faltante. Las coronas cubren los dientes que rodean al diente faltante y el diente del centro llena el espacio vacío en su sonrisa.

Los implantes remplazan todo el diente, incluida la raíz

Cuando se usa un implante, un cirujano oral coloca un perno de titanio en el hueso de la mandíbula. El hueso crece alrededor del perno, manteniéndolo fijo como un diente real. Cuando el hueso está curado y fuerte, se le coloca una corona que se ve, se siente y mastica como un diente real.

Consulte con su dentista, le ayudará a elegir la mejor opción para usted.


Cómo hace el dentista una corona para un diente, explicación paso a paso

Primero: Se asegura de que el diente esté lo suficientemente sano como para hacer la corona

Las coronas son permanentes. Ponerle una corona a un diente enfermo es como construir una casa sobre un cimiento roto. Antes de considerar poner una corona, tenemos que asegurarnos de que el diente pueda sostenerla.

  • Se hacen radiografías para determinar si hay caries
  • Si el diente muestra signos de infección, tendrá que ser evaluado por uno de nuestros especialistas

Segundo: Preparamos el diente

Su nueva corona tendrá el mismo tamaño que el diente que cubre, lo que significa que habrá que sacar parte del diente que ya está para que entre la corona. El dentista adormecerá la zona que rodea el diente y le dará forma a este para que tenga el tamaño correcto para recibir una corona permanente. Si va a recibir un puente, se prepararán los dientes que rodean al diente faltante.

Tercero: ¡Moldes!

Su dentista hará un molde de los dientes superiores e inferiores para que la corona se ajuste a su sonrisa. 

Cuarto: Emparejar el color

Sus dientes son únicos, especialmente el color y la forma en que reflejan la luz. Es importante que la corona coincida con el color natural de sus dientes.

Quinto: Una corona temporal

Mientras se fabrica la corona permanente, su dentista le colocará una corona temporal de resina sobre el diente.

Sexto: Colocación final

Cuando la corona permanente esté lista, su dentista verificará el ajuste y la apariencia. Una vez que esté colocada, su dentista comprobará la mordida y hará los ajustes finales.

Por último: ¡Disfrute de esa nueva sonrisa!

El promedio de vida útil de una corona es de 10 años, pero si se la cuida bien puede durar toda una vida. Si se pone una corona, prepárese para seguir sonriendo por años.