La odontología bajo sedación puede ser de ayuda. Entérese de cómo funciona

Por su propia salud, es importante que supere los temores, la ansiedad y las fobias ante la visita dental.

El hecho de evitar ir al dentista puede terminar provocando enfermedad de las encías y pérdida prematura de dientes. Incluso puede afectar su salud general. Numerosos estudios han demostrado que la mala salud bucal está asociada a afecciones médicas como la enfermedad cardíaca y las infecciones pulmonares.

Cómo superar la ansiedad ante la visita dental

Todos necesitamos ocuparnos del cuidado de nuestros dientes, ya que la buena salud de los dientes y las encías es importante para la salud de todo el cuerpo. Además, ¡todos queremos poder mostrar una sonrisa hermosa!

Las siguientes son algunas maneras de superar el temor ante la visita al dentista. Su dentista puede darle información acerca otras maneras de sentirse cómodo.

1. Hable con nosotros.

Hable con nuestro personal, con su higienista y con su dentista acerca de cómo se siente. Dígales de sus temores, tanto al programar su cita como al llegar al consultorio. Al decirles cómo se siente, los ayudará a brindarle una mejor atención. Asimismo, el reconocimiento de sus temores puede ayudarlo a reducir su nivel de estrés.

2. Elija una seña y úsela para sentirse seguro.

Elija una seña (un movimiento de la mano, el pulgar hacia abajo, un golpecito en el hombro) que pueda usar si no se siente cómodo y necesita descansar por un momento. La posibilidad de tener control sobre cuándo su dentista o higienista comienza a trabajar o se detiene puede reducir su ansiedad.

3. ¡Respire!

Cuando estamos tensos, a menudo contenemos la respiración sin darnos cuenta. Exhale y trate de mantenerse concentrado en respirar lenta y profundamente porque contener la respiración reduce los niveles de oxígeno y eleva el nivel de estrés.

4. Repase su cuerpo mentalmente.

¿Tiene las manos apretadas? ¿Los dedos de los pies contraídos? ¿La cara crispada? Concéntrese en relajar sus músculos desde la cabeza hasta los dedos de los pies.

5. Elija con cuidado el día y la hora de su cita.

Si tiene una cita programada en medio de una semana de mucho trabajo, el estrés adicional empeorará las cosas. Programe la visita para un sábado o para última hora de la tarde, cuando no tenga presiones de tiempo.

Otra posibilidad es… simplemente dormir durante toda la cita.

Si está ansioso, su dentista podría recomendarle un sedante para ayudarlo a mantenerse tranquilo. Existe una variedad de opciones, desde un sedante suave como el gas hilarante (óxido nitroso) hasta un sedante más fuerte que lo hará dormir.

Obtenga más información


Cinco signos de que usted podría tener fobia o ansiedad ante la visita dental

  • Tiene dificultad para dormir la noche anterior a un examen dental.
  • Se pone cada vez más nervioso mientras aguarda en la sala de espera.
  • Siente malestar físico o deseos de llorar con solo pensar en el dentista.
  • Entra en pánico o le cuesta respirar al sentarse en la silla del consultorio dental.
  • Encuentra insoportable la idea de que le introduzcan un instrumento dental en la boca.
  • Evita deliberadamente los chequeos dentales a causa de su temor.