¡Estamos aquí para salvar los dientes! ¿Por qué los sacaríamos?

Haremos todo lo posible por salvar todos y cada uno de los dientes que veamos, por ejemplo, cirugía para reparar las encías, tratamientos de conducto, coronas y más. Pero a veces, extraer el diente es la mejor opción. 

Existen muchas razones por las cuales un diente debe ser extraído, por ejemplo golpes, caries o una infección grave o apiñamiento (falta de espacio en la boca para todos los dientes). Quitar las muelas del juicio es también uno de los principales motivos para la extracción, especialmente en adolescentes y jóvenes adultos.

Extracciones dentales: Qué esperar

Radiografías

El primer paso es tomar radiografías del diente para evaluar el estado del hueso que lo rodea y la posición de la raíz por debajo de la línea de la encía. 

Revisión clínica

Nuestros experimentados dentistas utilizan las radiografías para planificar una extracción segura e identificar cuál es el mejor plan de acción.

Extracción

Su dentista le colocará anestesia local o general para asegurarse de que el procedimiento de extracción sea lo más cómodo e indoloro posible. Se le colocará una gasa después de extraer con cuidado y delicadeza el diente, a fin de minimizar el sangrado. En algunos casos, se necesitarán unos puntos pequeños para ayudar a que las encías sanen rápidamente.

¿Tuvo complicaciones luego de una extracción? Llame a Western Dental

Si el sangrado no se detiene o si siente dolor intenso luego de la extracción de un diente, llame inmediatamente a Western Dental. Nuestra línea de ayuda está disponible las 24 horas del día y las llamadas son gratuitas. Si sospecha que es una emergencia, llame al 9-1-1.

¡Llenemos ese espacio vacío!

No deje que una extracción le haga un hueco a su sonrisa. Los puentes pueden hacer que su sonrisa se vea bien y su mandíbula esté sana y fuerte después de una extracción.

CONSTRUYAMOS UN PUENTE

Pierda un diente, salve su mandíbula

Perder un diente puede causar que el hueso que está debajo se disuelva, lo que es peligroso para los otros dientes. Su dentista puede recomendarle restaurar el hueso y un implante dental para mantener la mandíbula y las encías sanas y dejar su sonrisa como nueva.

CÓMO FUNCIONAN LOS IMPLANTES